10 consejos para aprovechar el trayecto al trabajo
Decides Tu Vida
Compartir
Aprovechar el trayecto al trabajo

10 consejos para aprovechar el trayecto al trabajo

Compartir

¿Eres de los afortunados que dedican una hora cada día en el trayecto al trabajo? Esta pregunta no tiene trampa. Creo efectivamente que es una gran suerte tener este momento especial. Y si como yo tienes hij@s, seguro que entiendes cual es el valor de un tiempo solo para ti 😉

El problema es que la mayoría de la gente no disfruta de este trayecto. Al contrario, puede poner de mal humor por muchos motivos: atascos, huelgas en los transportes públicos, malas noticias en la radio…

Yo también consideraba que el trayecto en coche era una perdida de tiempo y los atascos me molestaba. Hasta que un día decidí que no podía permitirme desperdiciar una hora cada día. Como te comenté en el post sobre la gestión del tiempo, es un recurso limitado que no deberíamos malgastar. Así que decidí empezar a sacar más provecho a este trayecto.

En España, tardamos de media unos 30 minutos para llegar el trabajo. Estamos hablando de una hora al día. Puede suponer más de 200 horas al año!!!

Hoy te voy a plantear 10 ideas alternativas que he aplicado para sacar mayor provecho al trayecto al trabajo. Te hablaré más del coche, porque es el medio de transporte que uso, pero te vale también si usas los transportes públicos.

1. Dejar de escuchar las noticias

Mi primer consejo es que dejes de escuchar las noticias en la radio. El tono actual de la gran mayoría de los informativos es negativo, catastrofista, sensacional... En 15 minutos de noticias puedes escuchar palabras tan cargadas de negatividad como corrupción, crisis, violación, asesinato, atentado, paro… No son los alimentos que convienen a tu mente para empezar el día con energía y positividad.

Personalmente, decidí dejar de escuchar las noticias en el coche hace más de cinco años, cuando se escuchaban una y otra vez los mismos casos de corrupción (no ha cambiado mucho). En ese momento me daba cuenta de que no solo estaba perdiendo un precioso tiempo, sino que las noticias me hacían tener una visión más pesimista del mundo. Y no quiero dejar de ser optimista.

2. Leer libros

¿Cómo los voy a leer si estoy conduciendo? La pregunta tiene sentido 😉

Lo que te propongo es escuchar audiolibros.

Una de las aplicaciones que más he usado para escuchar muchos clásicos en español y en inglés es Librivox. Es una colección gratuita de audiolibros en el dominio público leídos por voluntarios.

Acuérdate del pequeño cálculo que hice en el post sobre los pequeños hábitos. 20 minutos de lectura al día puede suponer más de 25 libros al año. 

3. Leer artículos en voz alta

Al igual que para los libros, puedes escuchar todos los artículos o email que no hayas tenido tiempo de leer.

Según el móvil que tengas, es posible que tengas la opción de escucharlos directamente. Si no, puedes utilizar una aplicación como Voice Aloud Reader o Pocket para leer cualquier texto en voz alta. Además, estas aplicaciones te permiten ir guardando todos los artículos que quieres escuchar más adelante.

4. Escuchar postcast

Hoy en día existen postcast sobre cualquier tema que pueda interesarte. Algunos se pueden descargar o escuchar directamente en un blog. También puedes suscribirte a los canales de YouTube que te interesen. Si quieres escuchar contenidos distintos y llenos de optimismo, te recomiendo el canal de Pensamientos positivosAprendo mucho escuchando los postcast del programa de radio y las conferencias disponibles en el canal.

Y si buscas charlas de gran calidad, impartidas por expertos sobre una gran variedad de temas, te recomiendo TED. Se trata de una organización sin ánimo de lucro dedicada a difundir grandes ideas.

5. Hacer un curso

¿Por qué no aprovechar el trayecto para hacer un curso de algo que te interese? Como te comenté, el número de horas que pasamos de media en los transportes supone más de 200 horas al año. Casi te da para sacar un master 😉

Por supuesto, si viajas en coche, tiene que ser un curso que puedas escuchar sin necesidad de mirar el móvil. El año pasado, por ejemplo, hice un curso on-line para aprender a montar este blog. Lo escuche al 100% en el coche, y no creo que hubiese podido encontrar el tiempo de hacerlo sino.

Existen muchas aplicaciones para hacer cursos on-line. Puedes usar aplicaciones como Udemy para comprar cursos muy baratos a la carta. También existe la posibilidad de registrarte de forma completamente gratuita en formaciones impartidas por profesores de prestigiosas universidades en plataformas de cursos abiertos como Coursera y edX.

Coursera

6. Reflexionar y grabar ideas

La tranquilidad del coche es un excelente sitio para hacer reflexiones profundas. Puede ser cualquier tipo de reflexión como por ejemplo: tu visión de vida, la forma de plantear un reto que tengas para el día, ideas para solucionar problemas….

Y para no perder estas reflexiones, puedes grabarlas en el móvil. Puedes hacerlo utilizando una aplicación especifica o simplemente con la entrada de texto por voz de Google que tienen los teléfonos Android.

Cuando quiero aprovechar el trayecto para recopilar ideas de un nuevo post para el blog, me creo una nueva página en mi bloc de notas de OneNote y me pongo a dictar.

7. Llamar amigos o familiares

Si viajas en coche, puede ser el momento perfecto para llamar a amigos o familiares con los que nunca tienes tiempo para hablar.

En mi caso, repartiendo mi día entre el trabajo y mi casa con mis 3 hij@s, no es fácil encontrar un momento de tranquilidad para tener una conversación con un amigo o familiar. Suelo usar el trayecto de vuelta para hacer algunas de estas llamadas, que no conseguiría hacer sino. No llamo a nadie a la ida porque las 6h30 me parece un poco temprano 😉

8. Practicar la atención plena

Otra forma de aprovechar el trayecto es practicando la atención plena o Mindfulness. Consiste en estar plenamente centrado en el momento presente, sin evadirnos en el pasado o el futuro.

Si haces el viaje en coche, resulta muy revelador intentar hacer el trayecto plenamente centrado en lo que estamos haciendo en cada momento. Prestar atención cada vez que nuestra mente se pierde en pensamiento y volver a traerla al momento presente.

Es una excelente forma de reforzar tu capacidad de atención y conseguir tomar un respiro sin dejarte llevar por el flujo de pensamientos.

9. Escuchar música y cantar

Escuchar la música que te gusta es también una muy buena forma de aprovechar el viaje. Yo tengo mis playlist de Spotify que me acompañan siempre.

Si haces el trayecto en coche, también puedes aprovechar para cantar a tope. Es una excelente forma de descargar las tensiones acumuladas después de un duro día de trabajo. No pasarás desapercibido en los semáforos si vas con la ventana abierta 😉

10. Aprender un idioma

El trayecto al trabajo puede ser una buena ocasión de aprender un nuevo idioma. Si quieres aprender inglés puedes empezar por escuchar libros, postcast, o seguir una formación… en versión original. Así matas dos pájaros de un tiro.

También existen aplicaciones gratuitas para aprender un idioma. Una de las más conocidas es Busuu. Aunque no la haya usado directamente, me han hablado muy bien de ella.

Consejo extra: equiparse en caso de no tener un coche moderno

Cuando empecé a aprovechar plenamente mi trayecto al trabajo, no tenía una forma de pasar el audio de mi móvil a los altavoces del coche. Me compré un altavoz y manos libres Bluetooth por menos de 20 € y voila! Me sirve para llamar a los amigos, escuchar mis libros, postcast... Una inversión mínima para aprovechar de una hora más al día 😉

Conclusión:

Tu forma de aprovechar el tiempo que pasas en el trayecto al trabajo solo depende de ti y dice mucho de cómo te planteas la vida. De hecho creo que se podría decir: dime lo que haces en el coche y te diré el tipo de persona que eres.

Hace más de 5 años, pensaba que mi trayecto era demasiado largo y que estaba perdiendo el tiempo. Ahora me gustaría alargarlo un poco a veces para poder disfrutarlo todavía más.

Y por supuesto, todas estas ideas no aplican solamente al trayecto al trabajo. Puedes aplicarlas en todos tus desplazamientos.

Te dejo con una cita inspiradora y un consejo práctico.

Y recuerda ¡Decides tu vida si no quieres que otros decidan por ti!

¡Un abrazo! 

Sylvain

Sólo le falta el tiempo a quien no sabe aprovecharlo. Gaspar Melchor de Jovellanos

Te toca a ti


Te propongo escoger una de estas ideas. La que más te ha llamado la atención cuando la leíste. Pruebala algunos días durante la próxima semana y comprueba por ti mismo si te sirve.

¿Tienes otras ideas para aprovechar el trayecto al trabajo? Te invito a indicarlas en los comentarios.

No dudes en compartir este post con todos tus conocidos que pasan tiempo en el trayecto al trabajo ¡Regalales una hora!

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo:

Sobre el autor de este post Sylvain

Hola, me llamo Sylvain Arzo. Soy francés y vivo en Sevilla desde 2007. Escribo en este blog para compartir reflexiones y consejos prácticos para tener una vida con más sentido y menos estrés ¿Te interesa?

Sígueme en:

Deja un comentario: