▷ Ejemplo de mi balance personal del año 2019
Decides Tu Vida
Compartir
Balance personal del año 2019

Ejemplo de mi balance personal del año 2019

¿Cómo ha ido el año 2019 para ti? ¿Has conseguido avanzar en algunos de tus objetivos personales?

Teniendo en cuenta que te invito en este blog a iniciar tu propio viaje hacía una vida con más sentido, me apetece compartir contigo mis propios avances. Para mi, es como enviarte una postal para despertar en ti las ganas de viajar.

Cuando se acerca el final del año, dedico algo de tiempo a reflexionar sobre cómo me ha ido. Es el momento de hacer el balance de mis proyectos y hábitos para poder preparar el año siguiente. Es como hacer un alto por el camino antes de seguir avanzando con rumbo.

Para hacer mi balance de año, reviso mis objetivos o propósitos de año, manteniendo siempre presente mi visión personal a 5 años (mi rumbo).

Mis objetivos personales:

Este año, me había marcado bastante objetivos personales y estoy MUY satisfecho con lo que he conseguido hacer:

  • Escribir cada 2 semanas en este blog hasta alcanzar los 400 suscriptores y las 400 visitas orgánicas al mes: tengo la gran satisfacción de no haber fallado ni una vez en la publicación de mis artículos, pese a las circunstancias. He superado las 1.000 visitas orgánicas al mes pero no he alcanzado todavía los 400 suscriptores. En el momento en el que escribo este artículo, todavía me faltan 50, pero me queda un mes para conseguirlo. De hecho, puedes ayudarme compartiendo el siguiente artículo con tus familiares y amigos para animarlos a suscribirse 😉
Mi libro y mi kit de herramientas para mejorar tu vida

Consigue mi libro y mi kit de herramientas ¡Es gratis!

  • Formarme como coach: este año he podido buscar y seleccionar la formación que más me interesa. En octubre he empezado con las primeras clases que seguirán hasta mayo del año que viene. Mi idea original era completar esta formación durante el año, pero las circunstancias me han llevado a empezar un poco más tarde.
  • Participar en un retiro espiritual: para seguir profundizando con la práctica de la meditación, este año decidí participar en un retiro Mindfulness de 2 días en silencio. Tuve la gran suerte de hacerlo con Pilar Ariza y la experiencia ha superado mis expectativas. De hecho, mi idea sería repetirlo cada año.
  • Lanzar mi web de turismo de Sevilla y conseguir 1.000 visitas orgánicas al mes: he lanzado mi bonita web (decouvrirseville.com) en enero y estoy alcanzando más de 3.000 visitas al mes así que estoy muy satisfecho. Además, me ha permitido volver a hacer muchas visitas de la ciudad, ir a ver espectáculos de flamenco, organizar actividades turísticas con mi familia…
Web de turismo de Sevilla decouvrirseville.com
  • Afianzar mi práctica del Tai Chi: este año he conseguido ir a practicar una vez a la semana (no está mal teniendo en cuenta mi agenda) y lo bueno es que aprovecho también mi rutina matutina para entrenar.
  • Organizar una quedada al mes con mis hij@s: no he llegado a una al mes pero he podido organizar durante todo el año días especiales con cada uno de mis hijos. Han sido momentos muy bonitos que nos dejan muy buenos recuerdos.
  • Encontrar más tiempo para conversar y compartir actividades con mi pareja: en este punto no he conseguido lo que me planteaba. Nuestros hij@s nos siguen absorbiendo mucho y el resto del tiempo hemos estado bastante ocupados. Es una asignatura que tengo pendiente para el año que viene 😉
  • Encontrar una asociación para participar como voluntario: he localizado una asociación con la cual me interesaría colaborar, pero no he visto la forma de encajarlo este año así que he preferido dejarlo para más adelante.

Además de estos objetivos que me había marcado en enero, el año me ha regalado otros dos adicionales:

  • Asesorar en organización personal: una amiga me propuso asesorarla para mejorar su organización personal (gestión de prioridades, foco, proyectos de vida, gestión de tareas…), así que hemos empezado un proceso que terminará en enero y que espero le será de mucha utilidad 😉
  • Tocar la guitarra y aprender nuevas canciones: es algo que intenté hacer en varias ocasiones a lo largo de los últimos años sin mucho éxito por falta de tiempo. Este verano he tenido la suerte de tocar y cantar con la familia y me ha resultado tan placentero que he decidido darle otra oportunidad. Estoy aprendiendo mucho gracias a los tutoriales de Youtube 😉
Guitarra

Mis nuevos hábitos:

Cómo te comenté en ese artículo, los hábitos representan uno de los pilares de mi desarrollo personal. Este año, he hecho pequeños cambios en algunos de ellos:

  • Correr cada semana: el año pasado había empezado a correr y este año he conseguido ir una vez a la semana, salvo en un par de ocasiones porque estaba resfriado. De hecho, casi sin darme cuenta, pasé de correr unos 8 km a correr hasta 20 km a la vuelta de las vacaciones. Nunca me lo hubiese imaginado.
  • Dar las gracias cada día al despertarme: estoy intentando afianzar este hábito. Es algo que hacía a veces pero no de forma sistemática. Al despertarme, mi mente suele proyectarse en cosas del trabajo. Llevo unos meses siendo constante, empezando el día dando las gracias por lo que tengo en la vida: mi magnifica pareja, mi increíbles hij@s, mi entorno familiar tan presente, mis amig@s, mi trabajo que me ayuda a crecer, el país en el que vivo, la suerte de ducharme con agua caliente, mi apertura y curiosidad al mundo…

Lo estoy consiguiendo con la ayuda de la app "Loop - Analizador de hábitos" que te comentaba en mi artículo con los 5 pasos para crear un nuevo hábito.

Mi balance:

Este año ha sido muy provechoso en mis proyectos personales. Cuando miro atrás me doy cuenta del camino tan grande que he recorrido. Si proyecto esto mismo hacía delante, no me cabe ninguna duda de que conseguiré lo que me plantee en mi visión personal. Estoy con el viento en popa 😉

Ahora bien, existe también una parte no tan positiva que no se puede obviar. Este año he llevado muchas cosas adelante y, aunque tenga el mejor sistema de organización personal del mundo 😉 noto que he forzado un poco la maquinaria. En algunos casos he tenido que recortar un poco las noches y, aunque casi nunca las haya reducido por debajo de las 7 horas, me noto cansado a menudo. Por otro lado, no he conseguido encontrar el tiempo para tener conversaciones con mi pareja y noto una carencia en este aspecto tan importante para mi.

Si tuviera que resumir el año en una sola frase podría ser:

Un gran viaje lleno de descubrimientos y de felicidad que termina con un profundo sentimiento de satisfacción y con algunas ampollas en los pies 😉 

Te toca a ti


Te animo a hacer tu propio balance del año y a compartir algunos de tus logros en los comentarios. Da igual que el paso sea grande o chico, lo importante es avanzar 😉

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo:

Sobre el autor de este post Sylvain

Hola, me llamo Sylvain Arzo. Soy francés y vivo en Sevilla desde 2007. Escribo en este blog para compartir reflexiones y consejos prácticos para tener una vida con más sentido y menos estrés ¿Te interesa?

Sígueme en:

Deja un comentario: