▷ 5 claves para ser proactivo y tomar las riendas de tu vida
Decides Tu Vida
Compartir
Proactividad

5 claves para ser proactivo y tomar las riendas de tu vida

¿Te consideras proactivo o reactivo? A lo mejor no tienes claro lo que es la proactividad. Para mucha gente, ser proactivo es sinónimo de capacidad para tomar iniciativa. Realmente va mucho más allá. De hecho, es el hábito que sostiene casi todo lo que voy a compartir en este blog.

En este post voy a comentarte lo que se entiende por una persona proactiva y las 5 claves para ser proactivo. Al final, te dejo también un vídeo inspirador y que ilustra muy bien lo que es una actitud proactiva.

¿Que es ser proactivo?

Ser proactivo es tener la capacidad de tomar las decisiones necesaria para hacer lo que queremos con nuestra vida. Es el primer hábito que nos presenta Stephen Covey en "Los siete hábitos de la gente altamente efectiva".

Usando el símil del barco de tu vida, la persona proactiva sostiene el timón para ir adonde ha decidido, sin importar las circunstancias externas. En cambio la persona reactiva se dejará llevar por los vientos y las corrientes.

Para entender el origen del concepto de proactividad os tengo que hablar de Viktor Frankl. Este psiquiatra austriaco estuvo encerrado en campos de concentración de la Alemania nazi. Después de sufrir todo tipo de humillaciones empezó a tomar conciencia de lo que denominó “la libertad última”.

Sus carceleros podían controlar todo su ambiente, pero en su interior él podía decidir de qué modo le iba a afectar. Esta experiencia le hizo realizar que entre el estímulo y la respuesta, el ser humano tiene un espacio para elegir. En este espacio reside nuestra libertad.

En su libro "El hombre en busca de sentido" acunó la palabra "Proactividad" para referirse a esa capacidad para ser dueño de nuestra vida a pesar del mundo exterior.

Ahora que nos hemos puesto en situación, vamos a comentar las 5 claves para ser más proactivo.

1- Observar y replantear los paradigmas

Nuestros paradigmas definen nuestra forma de percibir, comprender e interpretar el mundo. Son muy poderosos porque crean las gafas que usamos para interpretar la realidad.

Stephen Covey representa los paradigmas como los mapas (interpretación) que nos hacen ver el territorio (realidad). Con esta idea es fácil entender que el mapa no es el territorio

El mapa no es el territorio

Nuestros paradigmas dependen en gran parte de nuestro pasado. Con el tiempo se han convertido en un filtro que usamos automáticamente a la hora de interpretar todo lo que nos rodea. 

La primera clave para ser más proactivo es ser capaz de observar y replantear nuestros paradigmas. Solo así podemos empezar a decidir en plena consciencia.

2- Ser responsable

Ser proactivo conlleva ser responsable. Implica tomar decisiones de manera consciente y asumir las consecuencias.

Para bien o para mal, somos los únicos responsables de nuestra propia vida. Nuestra vida actual es la consecuencia de decisiones conscientes e inconscientes que tomamos en el pasado.

Esta idea es muy poderosa porque implica que la decisión de cambiar las cosas que no nos gustan sólo depende de nosotros mismos.

Según Stephen Covey, hasta que una persona no pueda decir, profunda y honestamente, «Soy lo que soy como consecuencia de mis elecciones de ayer», tampoco podrá decir «Elijo otra cosa».

3- Centrarse en el círculo de influencia

Todo lo que nos ocupa en la vida se puede ubicar en nuestro círculo de influencia o de preocupación:

  • El círculo de influencia representa lo que depende directamente de uno mismo o de las actuaciones de otras personas pero sobre las cuales podemos tener algún tipo de influencia (la relación con mi pareja o mi jefe, la escuela de mis hijos, los compañeros de trabajo…)
  • El círculo de preocupación incluye el resto de cuestiones que nos ocupan pero sobre las cuales no podemos influir directamente (la crisis, la corrupción, el tiempo…) 

Las personas proactivas dedican la mayor parte de su tiempo y energía a su círculo de influencia. De esta forma reforzan su capacidad para cambiar lo que se proponen y el círculo de influencia se expende.

Círculos de influencia y de preocupación

Las personas reactivas se centran en el círculo de preocupación. La energía se pierde en quejas y culpas a los demás o las circunstancias. Actuando así, las personas reactivas dan el poder a cosas de fuera para condicionar su capacidad de actuación. Se hacen víctimas impotentes de las circunstancias. El círculo de influencia se encoje.

En línea con lo que te comentaba en mi post sobre la lotería, la persona reactiva es la que condiciona sus sueños a que le toque el premio.

Una persona proactiva sabe que tiene que aceptar todo lo que esta fuera de su círculo de influencia. Esta aceptación no debe confundirse con la resignación, que consistiría en dejar de actuar sobre algo que no nos gusta y que está en nuestro círculo de influencia.

4- Prestar atención al lenguaje

El lenguaje que usamos para describir nuestras experiencias y nuestra visión del mundo dice mucho de nuestra forma de pensar. Vamos a ver la diferencia entre un lenguaje proactivo y reactivo:

Personas reactivas

Tengo que

Soy así

No puedo

Si pasa… entonces…

Si no tuviera / tuviera

Me vuelve loco

Personas proactivas

Decido

Prefiero

Pase lo que pase

Soy…

Me organizo para

Lo haré

Como verás, el lenguaje proactivo se centra en la capacidad de actuar y de decidir. En cambio, el lenguaje reactivo indica que las circunstancias u otras personas nos fuerzan a hacer lo que hacemos. No tenemos la libertad de elegir nuestras propias acciones.

5- Mantener los compromisos

Cuando las personas proactivas actúan sobre su círculo de influencia, se comprometen con otros y con uno mismo. Pero lo más importante es que mantienen sus compromisos y promesas. De esta forma los demás pueden confiar en ellos y sobre todo confían en ellos mismos.

Los compromisos con nosotros mismos y con los demás y la integridad con que los mantenemos son la esencia de nuestra proactividad.

Conclusión:

Para iniciar un cambio significativo en tu vida, es necesario empezar por cultivar el hábito de la proactividad. Si quieres empezar a llevar tu barco adonde te interesa, debes empezar por sujetar firmemente el timón.

Personalmente, considero que la proactividad es la llave que nos abre las puertas de un mundo de posibilidades ¿Te animas a probarlo?

Te dejo con una cita inspiradora y un consejo práctico.

Como prometido te incluyo también un vídeo de Victor Kuppers más abajo. Creo que no pronuncia ni una vez la palabra "proactividad", pero resume muy bien lo que es la actitud proactiva. El vídeo dura 10 minutos y te recomiendo verlo entero, pero si no te da tiempo mira al menos a partir del minuto 7:42.

¡Un abrazo!

Sylvain

Somos responsables de nuestra propia efectividad, de nuestra felicidad, y, en última instancia, diría que de la mayor parte de nuestras circunstancias. Stephen Covey

Te toca a ti


Para el consejo práctico de este post, dejo la palabra al gran maestro Stephen Covey: 

"Durante treinta días trabaje sólo en un círculo de influencia. Plantéese pequeños compromisos y manténgalos. Sea una luz, no un juez. Sea un modelo, no un crítico. Sea una parte de la solución, no parte del problema. Ensaye el principio en su matrimonio, en su familia, en su empleo. No aduzca defectos de otras personas. No aduzca sus propias debilidades. Cuando cometa un error, admítalo, corríjalo y aprenda de él: inmediatamente. No culpe ni acuse. Trabaje sobre las cosas que controla. Trabaje sobre usted. Sobre el ser."

¡Es un reto ambicioso y transformador!

Puedes compartir tu experiencia en los comentarios.

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo:

Sobre el autor de este post Sylvain

Hola, me llamo Sylvain Arzo. Soy francés y vivo en Sevilla desde 2007. Escribo en este blog para compartir reflexiones y consejos prácticos para tener una vida con más sentido y menos estrés ¿Te interesa?

Sígueme en:

Deja un comentario:

6 comentarios
Responde

​​​​¿Quieres recibir gratis mi Ebook "15 consejos para mejorar tu vida"?