¿Cómo hacer un balance personal del año?
Decides Tu Vida
Compartir

¿Cómo hacer un balance personal del año?

Ahora que se acerca el final del año, es el momento ideal para hacer un alto en el camino con el objetivo de revisar nuestro rumbo actual y decidir qué ajustes queremos hacer para el año siguiente.

Durante todo el año, solemos correr mucho y las prisas no nos dejan tener perspectiva sobre el rumbo de nuestra vida. Eso nos hace correr el riesgo de estar avanzando muy deprisa en la dirección equivocada. Por eso es importante darse el lujo de parar un poco y tomar algo de distancia para poder observar lo ocurrido durante el año y decidir lo que queremos cambiar para el siguiente.

Si eres lector de mi blog, sabes que cada año comparto a modo de ejemplo mi propio balance personal. Este año, he querido dar un paso más y compartir una sencilla metodología para que puedas hacer el tuyo. Está metodología es la que uso para hacer el mío pero, al ser un ejercicio muy personal, te recomiendo adaptarlo a tus necesidades y a tu forma de ser.

¿Cuándo realizar el balance personal?

Al tratarse de un balance, se debería hacer al final del año (anual o escolar). Te recomiendo realizarlo durante el mes de diciembre, o el mes de agosto si funcionas con el año escolar. De esta forma llegarás al final del año con este balance hecho para poder decidir tus nuevos objetivos (resoluciones), hábitos… para el año siguiente. 

La realización de un balance es una actividad que te recomiendo hacer con calma. No deberías dedicarle menos de 4 horas para poder prestarle la atención que se merece. Lo ideal sería disponer de un día o un par de días durante los cuales cortarse un poco del mundo exterior para poder hacer este ejercicio con tranquilidad. Cuando tengas decidido la fecha, te recomiendo anotarlo en tu agenda para que no se te olvide 😉

Te invito también a hacerlo en un sitio que fomente la introspección. Una buena idea, para quién pueda hacerlo, sería irse de "retiro" al campo un fin de semana. Para este año de restricciones COVID, la escapada se anuncia complicada 😉

¿Qué incluir en el balance personal?

Los pasos a seguir para el balance personal pueden variar de una persona a otra. En cualquier caso, te propongo un contenido tipo que cubre los aspectos que considero más importantes. Si tienes la agenda CreaTuVida, puedes aprovechar las páginas dedicadas al balance de año.

1- Evaluación de tu nivel de satisfacción con la rueda de la vida

Lo primero que te propongo es hacer una evaluación de tu nivel de satisfacción en cada área de tu vida, usando la rueda de la vida. Es el ejercicio ideal para evaluar tu percepción al finalizar el año y tener el punto de partida para el año siguiente.

2- Revisión de tus objetivos o propósitos del año

Si empezaste el año con una lista de buenas resoluciones u objetivos personales, es el momento de hacer un balance de cada uno. Algunos estarán completos, otros parcialmente y quizás unos cuantos sin tocar. Para aquellos que no hayas podido completar, te recomiendo reflexionar sobre los obstáculos que te has encontrado. Será un valioso aprendizaje para el año siguiente.

3- Balance de tus hábitos

Si tienes claro, cómo yo, que los hábitos son claves para introducir cambios duraderos en tu vida, entonces deberían entrar en tu balance. Te invito a revisar tus hábitos actuales, buenos como malos, y ver los cambios que se han hecho durante el año. 

Plantón de un nuevo hábito

Puede que hayas conseguido introducir un buen hábito relacionado con la gratitud, los ejercicios, el ocio, la alimentación… Pero también es posible que se haya colado en tu vida un nuevo hábito que consideres "malo" para ti.

4- Evaluación de tus éxitos, orgullos, dificultades, aprendizajes…

De forma general, te invito a hacer una pequeña evaluación de tus éxitos, orgullos, dificultades, aprendizajes… Te permitirá poner el año en perspectiva y no quedarte solamente con la sensación de los últimos meses.

5- Alineación con tu visión personal a 5 años

Si ya hiciste el ejercicio de escribir tu visión personal a 5 años, es el momento de hacer una reflexión para ver si esté año te ha permitido acercarte a esa visión. Y si te das cuenta que no has podido avanzar cómo querías, entonces deberías reconducirlo con nuevos objetivos y hábitos para el año siguiente.

¿Qué hacer con el resultado del balance personal?

Después de hacer tu balance, lo primero que te recomiendo hacer es un trabajo de aceptación de tu situación actual. Y es que, después de hacer un balance honesto del año, puedes tener pensamientos como: “no avanzo como quisiera”, "no estoy satisfecho con mi vida", “no he conseguido cambiar mis malos hábitos"… Ten en cuenta que si no has hecho algo este año es porque no tenías todavía los recursos suficientes (visión clara, foco, organización, motivación…) o el nivel de conciencia necesario para hacerlo.

Y con más razón para este año tan especial: hemos vivido un 2020 marcado por la pandemia del COVID y eso ha puesto nuestra vida patas arriba. Así que mucha paciencia y aceptación incondicional 😉

Así que date el lujo de quitarte el peso de la culpa y el remordimiento por lo que no has hecho pero "deberías" haber hecho. Te permitirá avanzar más ligero 😉 Aprovecha cada uno de los aspectos que te parecen negativos para sacar algún aprendizaje.

Te invito también a dar las gracias por todo lo que has hecho este año y lo que te ha permitido aprender.

Y si has puesto en marcha algunos de los ejercicios de gratitud que te comenté en otro artículo, es un buen momento para volver a leer tu inventario de gratitud o abrir tu jarro de gratitud. Te ayudará a tomar conciencia y dar las gracias por todo lo bueno que ya tienes en tu vida.

¿Y ahora qué?

Ahora que has evaluado, aceptado y agradecido el resultado del año que termina, tan sólo te queda decidir lo que quieres mejorar para el siguiente. Te marcas un rumbo para seguir avanzando. Esto incluye:

Con esto, tendrás tu hoja de ruta para avanzar en la dirección correcta para TI.

Conclusión

Realizar un balance personal es un forma de ver el año en perspectiva y dentro del marco de nuestra visión personal. Así podemos evaluar si estamos avanzando en la dirección correcta y determinar las mejoras que queremos hacer para el año siguiente.

De esta forma, nos aseguramos que seguimos avanzando en la dirección que nos hemos marcado.

Te dejo con una cita inspiradora y un consejo práctico.

Y recuerda ¡Decides tu vida si no quieres que otros decidan por ti!

¡Un abrazo! 

Sylvain

Hay un pasado que se fue para siempre, pero hay un futuro que todavía es nuestro. F.W. Robertson

Te toca a ti


Lo que te pido hoy es que busques y reserves 4 horas en tu agenda para hacer tu balance del año. Sigue cada uno de los pasos que te he indicado y aprovecha esta evaluación para reflexionar sobre lo que quieres mejorar, con ilusión, el año que viene.

Será un bueno momento para volver a conectar contigo, tus sueños y tu rumbo.

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo:

Sobre el autor de este post Sylvain

Hola, me llamo Sylvain Arzo. Soy francés y vivo en Sevilla desde 2007. Escribo en este blog para compartir reflexiones y consejos prácticos para tener una vida con más sentido y menos estrés ¿Te interesa?

Sígueme en:

Deja un comentario: